De los blogs a Snapchat

Empezamos la tarde de ayer entre cerezas y descubriendo Califactos o más bien cómo llegaron a crearse. Juan Ruiz (rebautizado ya como Ruivaldivia) nos contaba con una voz tímida pero orgullosa:

Bueno, si es que yo no soy un artista. Soy un alma inquieta, curiosa que experimenta con el blog. Me gusta hacer cosas y bueno, suelo usar el blog para ello para experimentar y ver que sale..

unoAsí nos fue contado uno a uno los Califactos, desde el primero como trazos de niños que juegan con temperas, rotuladores y lapices de grafitos en el lienzo. Ayer vimos nacer a los Califactos desde líneas tímidas, trazos y letras desligadas hasta su convergencia. Y es que ayer entramos al verano reivindicando los blogs. No hay nada perdido. Cada trazo que se proyectaba en la pared era una declaración de que los blogs nunca estuvieron perdidos de que aunque estuviesen inmersos en la sobriedad y monotonía todavía eran capaces de darnos Califactos, había luz.

¿Qué hacemos con Spapchat, Periscope y la nueva ola de recentralización?

Ayer hicimos un segundo asalto y nos pusimos tal cual tertulianos a despedazar Snapchat y Periscope. ¿Cómo es posible dar contexto en 20 segundos cuando solo emites en directo? ¿La capacidad para hacer relatos esta perdida? ¿Se acabó el texto? ¿Puede viralizarse el aburrimiento? ¿Sirve para ligar?

cinco cuatro dos

Daniel, nos recordó que antes los blogs eran otra cosa, había más diversidad. También un poco de perversión, los comentarios a veces se percibían como una psoriasis en el mundo de Internet que luego se trasladó a los periódicos. La radio nos mató para bien o para mal las tardes de canto. La televisión nos alejó de la radio, Internet nos apagó la tele y los programas repetitivos.

Natalia, colocó el dedo en Los ojos del Leviatán, ¿Cómo crear un relato sin contexto y sin la capacidad de conectar más allá del momento?. Y es que aunque nos pueda parecer una banalidad, la falta de relato no es tal. 20 segundos tampoco son la clave, pero y si cómo dijeron Maribel y Pepa, son la forma de enganchar, no con unas ideas sino con el modo de vida y el entusiasmo en el que se traduzcan.

¿Están Snapchat y Periscope poniéndonos a prueba? ¿Son la nuevas ventanas de seducción? Con ganas de empezar a jugar con el vídeo, acabamos la noche reivindicando los blogs y pensando cómo usar la nueva ventana para seducirte.

Source: Las Indias Club