CALIFACTOS TRANSFIGURADOS EN ALMANAQUES Y EN TARJETAS-FELICITACIÓN

En el mes de febrero abrí en este blog la sección de los CALIFACTOS, esos artilugios poéticos y pictóricos a los que les he ido añadiendo su correspondiente audio, y del que ya llevo publicados más de 30.

En el mes de junio realicé la presentación y lectura del proyecto CALIFACTOS en el Club de Las Indias, y durante la conversación se suscitó el deseo de intentar realizar algo más, y en concreto, en utilizar parte del material para producir otro tipo de artefactos.

Fruto de este proceso deliberativo se nos ocurrió que los CALIFACTOS podrían transformarse en almanaques y en tarjetas de felicitación, proyecto en el que ahora estoy involucrado.

Los CALIFACTOS pretenden acariciar nuestro deseo, ya sea en su componente más afectiva como política, una experiencia artística transmodal que ahora pretendo convertir en almanaques, esas hojas que vuelan con el tiempo, y en paquetes de tarjetas-felicitación con las que espero os animéis a ofrecer a vuestros amigos y familiares los mejores deseos para el año 2017, en ese momento ya cercano en que el dígito del nuevo año cambia y parece que nos guiña con la sugerencia de algún tipo de cambio vital.

Para ello, estoy intentando montar un proyecto de financiación vía crowdfunding, en el que se pretende vincular el apoyo previo de los potenciales compradores con la viabilidad final del proyecto.  Con este fin, estoy realizando un presupuesto y redactando lo referente a objetivos, difusión, virtuales participantes, etc., y por supuesto, buscando la plataforma de crowdfunding adecuada al carácter de este proyecto. Mi idea consiste en lanzar la financiación a finales de octubre y si recaudo los fondos necesarios, enviar los calendarios y las tarjetas antes de fin de año

El objetivo es que aquellas personas que se sienten atraídos o tocados por los CALIFACTOS, puedan también poseer algo material, y que esa comunidad de gente que está cerca podamos encarar juntos un proyecto en común que va a ofrecer como resultado la impresión digital de los CALIFACTOS en tamaño DIN A3, lo que redundará en ofrecer una calidad muy superior a la de las pantallas digitales.

Por esta razón, os pido vuestra opinión al respecto, y por supuesto, aquellos consejos y advertencias que estiméis oportunos para orientar el proyecto de la mejor manera.