BIENESTAR SIN ESTADO (1ª PARTE)

El Estado del Bienestar se ha convertido en una línea clara de demarcación, y quizás de las más evidentes, entre la izquierda y la derecha. Entre quienes lo defienden a ultranza y lo han erigido en bandera de enganche electoral, y aquellos que siguen empeñados en su demolición. Para los primeros, el bienestar de la población depende inexorablemente de la acción del Estado, de su capacidad para regular la economía …